RICERCA HOTEL


Arrivo
Partenza

Info:

Algunas informaciones útiles para visitar Corfù

Lea »

News

Atención al cliente

Assistenza Clienti

English Español Italiano


Historia de Corfú

 

La isla de Corfú es habitada desde hace miles de años. El emperador romano Tiberio tenía una villa en Kassiopi, pero también Nerón visitó la ciudad.
Sidáriaparece a primera vista sólo como una moderna localidad de veraneo, pero se tienen testimonios de vida ya en el Neolítico (7000 a.C.). Ya antes, alrededor del 40.000 a.C., poblaciones paleolitícas residían en la zona de Gardiki, el más antiguo sitio histórico que queda en la isla.

La primera invasión conocida fue aquella de los Corintios en el 734 a.C., que sin embargo fueron derrotados por los corfiotas en la que fue la primera batalla en el mar que hubo en las aguas griegas, en el 644 a.C. A ellos siguieron los Espartanos en el 375 a.C., y luego los romanos que permanecieron por casi 600 años. Fue en los años invadida también por Godos, Vándalos, Normandos y luego por el rey de Nápoles y en el 1386 los venecianos la conquistaron. Los corfiotas están orgullosos de ser la única región de Grecia a no haber sido conquistada nunca por los turcos, aunque los turcos sean casi los únicos a no haber conquistado Corfú. En el 1797 los franceses tomaron la isla y luego en el 1814 tocó a los ingleses, cuyo dominio duró 50 años. Por fin, en el 1864, Corfú ganó su propia independencia y se convirtió en parte del moderno estado griego. También hubo una breve invasión de los italianos en el 1923 y de nuevo en el 1941 cuando controlaron la isla por un período de tres años a lado de las fuerzas alemanas.
Desde entonces la isla ha gozado de paz y prosperidad con los turistas como apreciados huéspedes. Un millón de ellos llegan cada año entre la Pascua y el fin de Octubre. También hay una notable comunidad de inmigrados, sobre todo británicos y alemanes, que viven en la isla todo el año.

Parece increíble, pero no se sabe por cierto de donde deriven el nombre inglés de la isla Corfú y aquél griego Kerkyra. Probablemente Corfú procede de una palabra griega, korifai, que hace referencia a las dos colinas rocosas sobre que la Fortaleza Vieja fue construida en el siglo VI. Sin embargo Kerkyra queda un misterio. La palabra griega kerkos quiere decir “manija” y se cree que hay una relación con la forma de la isla. En cambio la leyenda cuenta que una ninfa llamada Kerkyra o Korkyra fue llevada sobre la isla por el dios del mar Poseidón y su nombre fue dado a la isla.
>